Limpieza facial

En qué consiste:
  • Es personalizado según las características de cada piel y las necesidades de cada paciente. A grandes rasgos, puede consistir en:
  • Microdermoabrasión: exfoliación mecánica para retirar la primera capa de piel de células muertas y preparar la piel. Además, realiza suave succión, que permite retirar los comedones más superficiales.
  • Aplicación de ácido: Con el objetivo de ablandar la piel (reemplaza el calor), limpiar y otorgar mayor luminosidad.
  • Desincrustación manual de comedones, millium e imperfecciones.
  • Desinfección de la piel
  • Hidratación: Hidratación profunda y penetración de principios activos
  • Remueve células muertas e impurezas de la piel
  • Desobstruye poros
  • Estimula la oxigenación e hidratación de la piel
  • Combate signos de cansancio de la piel
  • Retrasa y previene el envejecimiento cutáneo
  • Activa la microcirculación sanguínea.

Ideal 1 vez al mes (deseable que no pasen más de 3)